La siguiente colaboración remitida para el Libro “50 Años del Taekwondo” basado en las memorias del Maestro Dai Won Moon, corresponde al Profesor Isaías Dueñas Riestra, competidor de grandes cualidades físicas y atléticas que destacó de manera especial en el Full Contact, una modalidad de competencia de gran impacto desarrollada en los años 70′ en EUA, que utilizaba a manera de protección en puños y pies los novedosos equipos concebidos por el legendario Maestro Jhoon Rhee. El Profesor Isaías conquistó campeonatos mundiales para México en esta modalidad que poco tiempo después quedaría de facto prohibida en nuestro país por diversas razones, una de ellas sin duda, la seguridad de los competidores. Leamos a continuación su texto:

50 años del TKD

Por Isaías Dueñas Riestra

Profesor Isaías Dueñas: Gran Fortaleza y Aptitudes Atléticas. Un recorte de revista en los Años 70

Me preguntan que representan para mí los 50 años del Taekwondo en México y yo contesto como siempre que es una gran etapa de mi vida y que no se puede hablar de ello sin entender el trayecto que tuvo desde sus inicios hasta nuestros días, es decir, se tiene que abordar la historia misma, considerando los detalles más importantes de esta y buscando que sea lo más apegado a la realidad.

Ahora bien, para mi, el Taekwondo tiene 3 etapas de vida: una etapa primaria que se refiere a el momento en que llega a nuestro país y su definitiva forma de establecerse aquí; una segunda etapa que le denominaremos etapa del reconocimiento y organización deportiva y una tercera que corresponde a su promoción y difusión a través de los diferentes organismos deportivos.

Etapa primaria

Como todos ya sabemos, fué el Dr. Manuel Mondragón y Kalb ( por entonces un joven muy apasionado a las artes marciales y que ya contaba con conocimientos previos de estas disciplinas) quien decide buscar a un maestro de nombre Jack Hwang, radicado en Oklahoma Estados Unidos, para invitarlo a México a impartir sus enseñanzas de karate coreano (nombre con el que se le conocía al Tae Kwon Do en esos días).

El gran maestro Jack Hwang rechaza la invitación, pero decide invitar a otro Maestro Coreano que en esos momentos se dedicaba a la competencia y radicaba en la ciudad de Houston Texas, llamado Dai Won Moon.

Y es así como inicia oficialmente el karate coreano en la escuela de hermosillo e insurgentes en la colonia hipodromo condesa, de la cd de mexico, en el mes de junio del año 1969.

Para este entonces, la escuela de insurgentes y hermosillo, que llevaba por nombre Asociacion Mexicana de Karate Do, ya contaba con un alumnado que había practicado con diferentes maestros del Karate Do, como Ichikawa, Matzura y Yato, maestros en los estilos del shito ryu y shoto kan, quienes también habían sido contratados por el propio Dr. Manuel Mondragon y Kalb. Dichos alumnos entre otros eran: Sergio Fonseca Martín (cinta marron), Eduardo Martínez Vázquez (cinta marron), José Luis Olivares Amores (cinta verde), José Torres Navarrete Arriaga (cinta verde), José Luis Torres Galindo (cinta verde).

Con todos ellos se inicia la practica y enseñanza del llamado karate coreano y para ello, el nuevo maestro, les hace un reconocimiento de grados y los acepta tal cuál.

Yo inicio la práctica de esta diciplina en el mismo año, pero en el mes de octubre como cinta blanca.

El nuevo maestro llega acompañado de un personaje que es importante en esta epoca, un joven estadounidense de nombre Travis Lee Everitt, buen competidor y gran practicante de la disciplina.

Sin embargo, había que construir una organización fuerte debido a que los grupos de maestros que habían salido de la asociación se expandían con rapidéz.

Debido a esto, el Dr. Mondragón invita a maestros de otras diciplinas  a que se incorporen a dicha organización y en un termino de alrededor de cinco años la asociacion ya contaba con un numero de alrededor de 28 escuelas en la republica y nosotros, el grupo primario, inició la apertura de nuevas escuelas.

Al mismo tiempo se crea la Federación de Karate Do y artes marciales afines dirigida y representada por el mismo Dr. Manuel Mondragón.

Ya con los exitos adquiridos por todos los miembros de esta organización, se desprenden las primeras politicas a seguir, siendo la primera el dar a conocer el nombre de esta diciplina como Tae Kwon Do y no seguir nombrandola como karate coreano.

Así termina esta primera etapa de construcción.

La segunda etapa continúa con un triste acto, la separación del maestro Moon y el Dr. Mondragon quien fuera el brazo derecho de él en la adminstración y las relaciones publicas, sin embargo, los exitos continuan y es necesaria la creación de una federación exclusiva del Tae Kwon Do que rigiera por sus propias reglas y estilo y despúes incorporarla a los organismos internacionales (FMTKD).

Para esto fué necesario la creación de las asociaciones estatales: Sergio Fonseca crea la asociación de TKD del DF, Manuel Echevarria la de Querétaro, Ramiro Guzmán la de Mérida Yucatan, Isaías Dueñas las de Edo Mex, la de Chetumal y la de Chiapas, Héctor de la O la de Durango y Marcos Puente la de Nuevo León y queda como presidente el arquitecto Calzada.

Ya con esto, y después de muchas dificultades, se le da forma y reconocimiento a la Federación Mexicana de Tae Kwon Do, abriendo el camino para poder representar a México dentro de este deporte a nivel internacional

La tercera etapa es esta, la que hoy por hoy vivimos y disfrutamos, ya que después de todos los exitos adquiridos y las grandes dificultades para que fuera reconocido, tenemos un Tae Kwon Do muy representativo como deporte y disciplina marcial que da muchas satisfacciones a maestros y alumnos, así como también a todos aquellos de la república que se dedican a representar a esta disciplina, y a México por supuesto, con gran popularidad y reconocimiento.

Conclusiones

A mi personal parecer, el Tae Kwon Do en estos 50 años, ha dejado toda una gama de datos históricos que nos llevan a entender todo el esfuerzo que se hizo para su florecimiento; por lo tanto, este aniversario nos pertenece a todos, es decir, a todo aquel que lo practica o lo instruye, ya que se trata de un legado de las primeras generaciones.

Quien cumple estos 50 años es el deporte mismo y nadie puede atribuirse ningún acto personal, porque como vimos anteriormente, todos contribuimos a la formación de él y su asentamiento en nuestro país, dejando una huella importante con lo cual, para el maestro, se convierte en una forma profesional de vivir y para los alumnos una aspiración para participar en todos sus niveles deportivos (estatales, regionales, nacionales e internacionales). 

El entusiasmo ahora es tan grande que podríamos decir que el Tae Kwon Do está compitiendo en popularidad con el futból. Aunque este deporte goce de más  fama, el Tae Kwon Do gana más medallas.

Profesor Isaías Dueñas Riestra

Isaías Dueñas: formidable competidor y campeón mundial en la Era del Full Contact

Profesor Isaías Dueñas Riestra